miércoles, 4 de diciembre de 2013

[Mundo e-learning]: 5 tips para la gestión del tiempo de cursos on-line

Fuente: http://onlinelearningtips.com/
El aprendizaje virtual es una realidad que se encuentra en plena evolución. La tecnología ha permeado la educación y se ha infiltrado en todos sus ámbitos. Lo que se ha modificado, cabe resaltar, no es únicamente el medio, sino la mecánica y procesos propios de la educación. Para lograr verdaderamente el aprendizaje virtual, es necesario que los educadores tomen conciencia de cómo la instrucción cambia a partir de la tecnología. Los antiguos modelos de clases presenciales no pueden ser los mismos que se apliquen en los cursos virtuales. Del mismo modo, los alumnos deberán aplicar nuevas técnicas y procesos acorde con la nueva tecnología. Este cambio puede ser difícil para muchos alumnos, quienes aferrados a modelos tradicionales de enseñanza se sienten perdidos en un curso virtual. El artículo que presentamos a continuación, desarrollado por Douglas Bourne para el portal e-Learning Industry, trata este tema, y aporta cinco sugerencias claves para lograr que nuestros alumnos acojan el aprendizaje virtual de la mejor manera posible.

Planear un curso virtual toma mucho trabajo. Tienes que crear toda una infraestructura virtual para que el aprendizaje tenga lugar (Learning Management System o LMS); tienes que tener un sílabo que encaje en esa infraestructura virtual; tienes que planificar tareas y evaluaciones constantemente; y tienes que desarrollar un calendario con objetivos semanales realísticos.

Muchos instructores, novatos en lo que se refiere al aprendizaje virtual, aún consideran que las clases virtuales toman considerablemente más tiempo que las clases presenciales. Recuerdo sentirme así también inicialmente, pero ahora sé que con un poco de práctica, todos pueden aprender cómo organizar su tiempo adecuadamente. Nuevos y asiduos alumnos de cursos virtuales simplemente quizá no sepan cómo adecuar sus horarios a la infraestructura que tú has creado para ellos. 
Aquí te presento algunos tips para la instrucción en línea que te ayudarán a ahorrar tiempo. Yo personalmente los hallo muy útiles en mis cursos asincrónicos. Ahora, incluso utilizando estos tips, es probable que aún encuentres cierto rechazo por parte de algunos alumnos. Bueno, mientras planificas tu curso, trata de anticiparte a las necesidades de tus estudiantes. Estos 5 tips son para que tus alumnos hagan lo mejor de su instrucción en línea

1. Deja en claro que este no es un curso por correspondencia

Muchos alumnos creen que un curso virtual de hoy en día se asemejará a los cursos por correspondencia de hace una generación, aquellos en los que el ritmo de estudio era otorgado y asumido por el propio estudiante. Por tanto, cuando los alumnos ingresan al curso necesitan ser conscientes de que existirán tareas semanales. Podrías incluso señalar las diferencias existentes entre tu curso y un curso por correspondencia tradicional en un anuncio introductorio.

Después que unas cuantas tareas semanales hayan sido completadas, algunos estudiantes se frustrarán debido a “todo el trabajo” que están haciendo, así que trata de darles un recordatorio acerca de lo que constituye un curso virtual, y cómo este difiere de los cursos por correspondencia tradicionales. Esto los ayudará a permanecer encaminados correctamente.

2. Establece una rutina semanal para tus alumnos

Muchos estudiantes de cursos virtuales necesitan sugerencias para establecerse una rutina semanal. Durante una clase presencial, los alumnos experimentan la estructura de una clase “real” y de tiempo de tareas “real”. Tienen una personal “real” diciéndoles cuándo completar ciertas tareas. La mayoría de alumnos de cursos virtuales permiten que anuncios y calendarios les digan cuándo completar tareas, lo que significa que la mayoría de las tareas son completas de acuerdo al calendario provisto, justo antes de la fecha límite.

Sugerirle una rutina a tus alumnos puede ser muy útil, “traten de tener completada la tarea A el jueves y la B el lunes”. La mayoría de alumnos no seguirá estas sugerencias, pero muchos de ellos adaptarán esas sugerencias a sus propios horarios. Ellos comprenden que les estás sugiriendo la distribución de tareas en sesiones distintas.

Muchos educadores virtuales te dirán que deadlines múltiples  a través de la semana es la mejor manera de establecer rutinas para los alumnos. Y es que para muchos alumnos, las sugerencias no funcionarán. Muchos alumnos necesitan fechas límite, o “deadlines”. Tú debes seguir lo que funcione para ti.

3. Dedícale “x” cantidad de horas a la semana en esta clase

Recordar a los alumnos acerca de la cantidad de tiempo que deben dedicar al estudio semanalmente para los cursos en tu institución puede ser de gran ayuda. En una clase presencial, usualmente ocurre lo siguiente: tres horas de estudio ocurren en el salón, y de 3-5 horas suceden fuera de clase leyendo o trabajando en tareas. Hablamos de 8 horas en total a la semana. El tiempo pasado en la clase fragmenta las horas en segmentos manejables.

¿Cómo distribuyen el tiempo de estudio los alumnos virtuales? La mayoría de ellos quizá no haga una distribución consciente, así que estamos hablando de 8 horas de “tareas de casa”. La sola idea de pasar 8 horas frente a la computadora cada semana en tareas puede fatigar a los alumnos, así que trata de categorizar estas horas para ellos desde el inicio del semestre. Probablemente no necesites seguir haciéndolo durante el resto del mismo, ellos te seguirán la pauta.

Aquí hay un horario simple para dividir el trabajo en segmentos manejables de tiempo para alumnos virtuales:

1. Lectura (3 horas)
2. Tareas (3 horas)
3. Discusiones (2 horas)

El tiempo de lectura y de realización de tareas usualmente es el mismo para las clases presenciales y para las virtuales. Comparar el tiempo que requiere la discusión en línea al tiempo que toma la discusión en una clase presencial puede ser útil para alumnos que desean administrar su tiempo.

4. Da instrucciones claras y sé consistente

Los alumnos virtuales necesitarán mayor orientación que aquellos que asisten a clases presenciales. Establece patrones de comunicación y mantenlos durante todo el semestre. Si las tareas son entregadas siguiendo un proceso específico, entonces recopila todas las tareas utilizando el mismo proceso (o en caso lo cambies, haz la excepción explícita a ellos). Si cuatro respuestas son requeridas durante las discusiones, entonces siempre solicita cuatro. Si tienes una agenda para tareas semanales, entonces siempre ten una agenda para tareas semanales.

La consistencia añade una claridad natural al curso. Una vez que los alumnos aprenden un proceso (y tú has delineado las instrucciones para ese proceso), no hagas cambios. Si hay algún cambio necesario, trata de hacerlo no más de una vez. La mayoría de veces los alumnos no querrán mandar un e-mail al instructor solicitando instrucciones adicionales, y por lo general los alumnos no quieren volver a aprender cómo hacer cosas que ya venían haciendo del mismo modo desde hace tiempo.  Por ejemplo, un virus entró a nuestro portal de discusión de videos, así que algunos alumnos tuvieron dificultades viendo los videos compartidos por sus compañeros en la página. Yo cambié las instrucciones para el resto del semestre para escribir mensajes para que todos pudieran empezar a comunicarse de nuevo. A pesar de que el virus probablemente sería eliminado en una semana o dos, fue mucho más fácil para los alumnos hacer un cambio pequeño que alterar todo el proceso.

Habrán ocasiones en las que debas hacer y rehacer cambios. Cuando lo hagas, no seas brusco. Lo mejor es tratar de dar aviso lo más antes posible. Los cambios más efectivos son por lo general aquellos que son claros y planificados.

5. Indica cuándo “bueno” es “bueno”

Los alumnos que tratan de ser perfectos pueden dedicar una gran cantidad de tiempo a las actividades del curso. Son el tipo de alumnos que volverán a grabar un video-post si ven en él el más ligero tartamudeo. Son aquellos alumnos que en cada publicación que hacen en el foro, escriben toda una disertación, y que responden a cada post, siempre tratando de tener la última palabra.

Es realmente satisfactorio tener alumnos perfeccionistas en clase, pero ellos pueden llegar a fatigarse y eventualmente frustrarse. Dale a estos alumnos (a todos, en realidad), indicaciones claras sobre cómo obtener calificaciones altas en el curso. Ayuda también darles un empujón que les haga saber cuando están haciendo “demasiado”. Asegúrate que los alumnos que están excediendo tus expectativas, lo estén haciendo por ellos mismos y no por ti. Si lo están haciendo por ti, llegará un punto en que tú estarás en el origen de su frustración. Si lo están haciendo por ellos mismos, simplemente se saturarán y fatigarán.

Hay muchos otros métodos para ayudar a los alumnos a que gestionen su tiempo en clases virtuales asíncronas. Estos han sido solo algunos tips que yo encuentro útiles. Cada alumno tiene diferentes necesidades, así que estos tips no funcionarán para todos, pero espero que sí funcionen para algunos.

Puedes encontrar el artículo original en el siguiente enlace:




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada